Limpieza de aljibes de agua fría

Limpieza de aljibes - TBA Blog

En nuestra variada carta de servicios se encuentra la limpieza de aljibes de agua fría o potable. Termodinámica y Biología del Agua dispone de un equipo de profesionales dedicados a la desinfección y limpieza de aljibes, y depósitos de agua de tamaño considerable. La finalidad de nuestros trabajos es clara, asegurar que dichos depósitos cumplan con los requisitos necesarios para albergar agua apta para el consumo humano. ¿Cómo se consigue ese empeño? Con la aplicación ajustada de la normativa existente, el Real Decreto 140/2003 de 7 de febrero, así como con la implementación de unos protocolos exigentes y ajustados igualmente a la normativa. Hoy vamos a hablaros de nuestro trabajo en la limpieza de aljibes de agua potable.

Mantenimiento y desinfección de depósitos de agua potable

Como decíamos anteriormente, para estas tareas de mantenimiento y desinfección nos referimos siempre a la normativa vigente. Esta normativa es la que marca qué criterios sanitarios se deben cumplir en las instalaciones que suministran el agua potable. También las condiciones que deben reunir las aguas que se distribuyen por éstas. Se engloba todo el proceso. Desde el momento de captación del agua, su paso a las instalaciones de distribución y su llegada al punto de consumo en la vivienda del consumidor.

Al englobar todo ese proceso, controlarlo y monitorizarlo, nos aseguramos tanto la calidad del agua como su salubridad. El objetivo es muy preciso, se deben evitar las consecuencias en la salud pública de cualquier contaminación del agua de consumo humano. Para ello es preciso impedir dichas contaminaciones, y de suceder identificarlas con suficiente antelación, y poner las medidas necesarias para su solución. Todo esto lo encontramos en el Real Decreto 140/2003.

Qué dice la norma sobre los depósitos

En cuanto a la ubicación de estos depósitos la norma dice que han de situarse por encima del nivel de la red de alcantarillado. Para evitar el contacto de las aguas residuales de esa red con la recogida en los depósitos para el consumo humano. Los aljibes y depósitos, estarán siempre tapados y para facilitar su limpieza y desinfección deben contar con desagüe para su completo vaciado. Quien gestiona estos depósitos o aljibes, debe controlar tanto la solidez estructural de los mismos, como el prefecto funcionamiento de las distintas partes del mismo. Para ello deberá periódicamente dedicarse a la limpieza de aljibes y depósitos. Entre los mecanismos que debe supervisar estarán los elementos de cierre, la red de distribución, las cisternas, etc.

En cuanto a la limpieza de aljibes y depósitos de agua potable, cabe indicar que han de incluir dos funciones. La de desincrustación y la de desinfección. Ambas serán rematadas con aclarados a base de agua. Al tiempo debemos tener presente la prevención y control de la legionelosis. Para ello adoptaremos todas las medidas que la norma nos indica. Estamos hablando de instalaciones susceptibles de ser infectadas por la bacteria de la legionella.

La calidad del agua potable

Como ya hemos indicado la norma no solo habla de las instalaciones y su estado. También indica las condiciones y criterios sanitarios a cumplir por el agua potable. El agua que consumimos debe cumplir con esos criterios para considerarse potable. De ahí la importancia de que los titulares de todas las instalaciones cumplan con lo dispuesto en la norma. Con la implantación de los programas periódicos de mantenimiento, y su ejecución respetuosa con la norma.

Limpieza de aljibes de agua fría

¿Cómo procedemos a la limpieza de los depósitos de agua potable? Se trata de una limpieza mecánica de lodos depositados en los fondos de los aljibes. También la limpieza de los paramentos verticales que conforman el volumen. Y del mismo modo aquellos medios que dan acceso a los depósitos. Lo fundamental es exponer a la mayoría de la superficie posible al proceso de desinfección posterior a la limpieza. Ahora vamos a ver cómo realizamos este proceso.

Se pone la instalación en parada para proceder a los trabajos. En este proceso se usará el Hipoclorito Sódico. Se vacía el aljibe, siempre que se pueda hacer a demanda. Pasamos a la función de desincrustación, se eliminan todas esas incrustaciones de los paramentos y fondo del depósito. Eliminando toda la suciedad de los mismos. Se aclara con agua limpia el depósito. Aplicación en las paredes de la instalación una disolución con el Hipoclorito Sódico. Dejar actuar a la disolución. Se procede al llenado de nuevo del depósito. Durante este nuevo llenado se mantendrá una dosis de hipoclorito. La dosificación de la misma dependerá de los resultados de los análisis. Después de quince días desde el tratamiento, se tomarán muestras para análisis de presencia de legionella.

SOLICITE PRESUPUESTO

Déjenos su teléfono y le llamamos sin coste alguno para usted. Resuelva sus dudas, pida información ¡Sin compromiso!

¿ Te ha parecido interesante ? ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Hablamos de nuestro servicio de limpieza de aljibes y depósitos de agua potable. Cumplimiento de la normativa en todo el proceso y profesionalidad.https://controldelagua.es/limpieza-de-aljibes-de-agua-fria/ […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *