Legionella, ¿cómo se puede prevenir?

Legionella - Control y Prevención TBA

Sin ninguna duda en relación con la legionella la cuestión más relevante es cómo prevenirla. La prevención como no puede ser de otra manera va en la línea de evitar que las bacterias colonicen los medios que le son propicios. Esas medidas preventivas pues, irán indicadas para evitar la proliferación y colonización de las bacterias de la familia Legionellaceae. Que son las responsables de la transmisión de la enfermedad. Estas bacterias tienen unas condiciones especificas que favorecen su proliferación. Así las cosas el rango de temperaturas que les es propicio, van de los veinticinco grados a los cuarenta y cinco. Así mismo el hábitat que más les conviene es aquel con agua estancada y suciedad, de la cual se pueden nutrir. Estas condiciones son las que favorecen que sean capaces de colonizar un medio. Que se multipliquen y su posterior dispersión por el ambiente.

Las instalaciones susceptibles de riesgo de Legionella

Las torres de refrigeración de algunos edificios son susceptibles de ser colonizadas. Cabe decir que obviamente cuanto mayores sean, mayor es el riesgo de que se contaminen por legionella. En estas instalaciones hay que ser muy riguroso con las tareas y actuaciones de mantenimiento marcadas por la legislación. Esa planificación eficaz de las tareas de control y mantenimiento. La ejecución de las mismas acorde a la legislación vigente. Y la especialización de los técnicos encargados de su limpieza y desinfección es fundamental. La legislación obliga al tratamiento previo de limpieza y desinfección antes de la puesta en marcha, de instalaciones paradas durante más de un mes. Nos referimos a instalaciones de agua y aire acondicionado, por ejemplo.

Del mismo modo se debe actuar en equipos que en su funcionamiento nebulizan agua en ambientes exteriores. Pensamos sobre todo en esos sistemas que inundan en estas fechas las terrazas de nuestro país. Esas instalaciones que sirven para que nuestra estancia en esos locales sea más agradable. Pues esas instalaciones están sujetas a las mismas normas de control y mantenimiento. Otras de las instalaciones susceptibles de contaminación por legionella son fuentes ornamentales, spas, piscinas, etc. En una escala de riesgo no serán potencialmente de las más peligrosas. Pero ser descuidados o poco serios en su limpieza y mantenimiento, nos expone a los usuarios al riesgo de la enfermedad.

Legionella - Control y Prevención - Blog TBA

Medidas para evitar la infección por legionella

Ya sabemos qué condiciones son las que ayudan a la proliferación de las bacterias. Conocemos las instalaciones que son susceptibles de ser colonizadas. Ahora vamos a enumerar las medidas preventivas más evidentes. Esas medidas que nos ayudarán a evitar la colonización de los medios. Son estas:

  • evitar el agua estancada en las instalaciones. Esta medida preventiva es de las que se acometen en principio en origen. Se realiza con un diseño óptimo de las instalaciones, y una ejecución correcta de las mismas.
  • Mantener la limpieza de las instalaciones. Esta tarea preventiva es periódica. Se realiza con el seguimiento de un plan de mantenimiento riguroso.
  • No dejar que la bacteria sobreviva o prolifere. Es una de las tareas periódicas, se consigue por dos medios. Un control de la temperatura de las instalaciones. Y la desinfección continua de las mismas.

¿Y si no se hacen bien las cosas?

Es evidente que no seguir los protocolos de mantenimiento nos expone a riesgos. Si se produce un brote de legionelosis, son las autoridades sanitarias las que intervienen. Se pondrán manos a la obra y revisarán las instalaciones que sean sospechosas de ser el origen del brote. Se toman muestras para distintos cultivos. Si en alguna de esas instalaciones revisadas extraordinariamente se detectan deficiencias se cerrará la misma de forma cautelar. Si se encuentran rastros de presencia de legionella se contrastan con los infectados y se deduce si es o no el origen. Se trasladará en todo caso la información a los servicios de control de epidemias.

Qué hacer en nuestras casas…

¿Qué podemos hacer en nuestros hogares? Lo cierto es que podemos hacer algunas cosas en nuestros hogares. Son unas medidas preventivas, mínimas que son muy útiles. Vamos a relacionarlas:

  • al elegir los difusores de las duchas, es mejor elegir aquellos que dan gotas gruesas,
  • la desinfección periódica de esos difusores y de los filtros, es recomendable. Al menos una vez al año. El método a usar el de “toda la vida”, sumergir esas piezas en un litro de agua con diez gotas de lejía. Una media hora.
  • si usamos filtros en los puntos de consumo de agua mantenerlos limpios. Si hay puntos de consumo con muy poco uso, se deben purgar alguna vez por semana.

En ocasiones nos preguntan por los equipos de aire acondicionado de los pisos. En principio estos no tienen peligro de infección por legionella. No disponen de circuitos de agua cerrado para su funcionamiento. Por este motivo no hay posibilidad de que la legionella se multiplique en ellos.

Si precisas de nuestros servicios de control y mantenimiento, encaminados a la prevención de la Legionella, rellena el siguiente formulario.

TBA, Estamos a su servicio. Solicite información sin compromiso

Déjenos su teléfono y le llamamos sin coste alguno para usted. Resuelva sus dudas, pida información ¡Sin compromiso!

¿ Te ha parecido interesante ? ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *